............ ...........

5/7/06

"Soy un Quijote"

Hay días que me siento un Quijote y es cuando pienso que todos deberíamos tener un Sancho Panza al lado para evitar que en ocasiones nos metiéramos en entuertos no deseados.
–La aventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho, donde se descubren a diez, o pocos más, desaforados bravucones apaleando aquél desdichado campesino.
–¿Qué bravucones, qué desdichado campesino? Me diría mi Sancho si lo tuviera al lado.
–Aquellos que allí ves, blandiendo sus espadas en una mano y en la otra un escudo protector.
Mi fiel Sancho me aconsejaría: –Mire vuestra merced, que aquellos que allí veis no son bravucones sino excursionistas del Inserso y no portan espadas ni escudos más bien portan paraguas y ramos de rosas y el hombre al que increpan no es un desdichado campesino más bien parece un músico callejero.
Y yo, erré que erré en mi papel de Quijote: –Bien parece amigo Sancho que no estás cursado en esto de las aventuras; y si tienes miedo, quítate de ahí, y ponte en oración que yo voy entrar con ellos en fiera y desigual batalla.
–No fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete.

Bueno la cuestión es que yo, estaba paseando por el parque Ribalta y unas diez o doce personas mayores acorralaban a un tipo y profiriendo insultos a su persona. En principio pensé que el tipo habría intentado robar a esa gente y al ser descubierto querrían lincharlo…pero me equivoqué el tipo no había robado nada, simplemente que el tipo era un músico callejero y se estaba ganando la vida con su guitarra en el parque, y cuando vio a varios excursionistas cogiendo las flores del jardín les llamó depredadoras de la naturaleza e intentó quitarles las rosas que habían cogido y se armó el follón padre.
Casi me dan a mí también por salir en defensa del músico, pero la cosa se calmo cuando llego la policía, la cual mandó a la jauría que se montasen en el autobús y que siguieran con viento fresco su excursión.
El músico tenía unos rasgos andróginos y por su acento me pareció sudamericano lo cual le pregunté y me dijo que era ciudadano del mundo lo cual respeté y muy agradecido me dio las gracias por tratar de protegerlo y con un pleonasmo de inspiración latinoamericana me dijo te voy a cantar una tonada popular de donde son mis padres y cogiendo su guitarra:


Aquí te traigo una rosa
n’el campo la recogí,
la mata queó’ llorando
como lloro yo por ti.

Como que te fuiste,
como que te’vai
como que me quieres
y no me querís na’.

Cuando a tu jardín entré
tomé una rosa rosa
day de a’entro le saqué
tu persona retratada.

La rosa cuando abotona
dicen que es malo tomarla
pa’ que parezca bonita
más vale será dejarla.

Una pena no tener en ese momento algo para grabarla y mandársela a esas depredadores de jardines.

5 Comments:

Blogger Mr. San Dijo...

Que post interessante! Aqui no Brasil se diz que de médico e louco todos têm um pouco. Mas acho que mais acertado seria dizer que de Sancho e Quijote todos temos um pouco. Grande Cervantes! Grande Espanha! Grande abraço, amigo!

06:50  
Blogger Joaquim Amândio Santos Dijo...

hoje, o meu pensamento sussurou-me:

um desejo carregado de vida.
em cada palavra um sopro.
em cada verso uma acometida.
em cada estrofe um mundo.
por cada momento, mais,
muito mais, do que um simples segundo.
a poesia tem horas que o tempo não marca.
o extase tem regras que apenas respeitam ao frémito.
nascem selvagens,
criam madíbulas que desfazem fronteiras.
nunca desfalecem, apenas se aconchegam,
para lá do cansaço,
onde o prazer vira languido repouso.
"
JAS

16:23  
Anonymous paloma Dijo...

Quien tiene alma de Quijote siempre dejará de escuchar las 'sabias' palabras de Sancho.´
Un detalle precioso que te dedicara su canción.
Besos

PD: ¿con quién vamos el domingo en la final...?

19:53  
Blogger RRH 1008 Dijo...

Queridiña Paloma el domingo me inclino por Italia aunque su fútbol es racano no así su bella Roma y las hermosas calles que recorrió la seductora Audrey Hepburn en la inolvidable película “vacaciones en Roma”.
Forza Italia.

22:53  
Blogger Franziska Dijo...

Qué bueno tener un Sancho siempre cerca, siempre amigo, siempre dispuesto a servir.

Todos los del Inserso, como una jauría, contra quien les recriminaba que las rosas no son para deshojarlas, manosearlas y poseerlas sino para admirarlas y que todos puedan disfrutar de su presencia. ¡Qué tribu, madre mía!

21:10  

Publicar un comentario

<< Home