............ ...........

18/4/07

"Flores para María"

Anestesiado el entusiasmo que me había producido la visita a la tienda de bellas artes que me había recomendado la profesora de pintura Rosario Merida decidí acercarme hasta la librería Babel. Confieso que tenia unas ganas locas de unirme a la “Gabomanía” y decidí comprarme la nueva edición de Cien años de soledad de García Márquez que por cierto tiene un precio bastante módico (nueve Euros) pese a tratarse de una edición de lujo. Cuando no hay nada que hacer da gusto vagabundear por la ciudad. Sin prisas, pausado, lerdo, cachazudo. En la plaza María Agustina el ambiente era de silente total e invitaba a sentarse en uno de sus bancos y dejarse abrazar por los primaverales rayos de sol.
Absorto estaba yo leyendo el árbol genealógico de los Buendía, cuando una mezcla de esencias de flores con aldehídos, o sea, un perfume de mujer con olor a mujer me hizo levantar la vista del libro y dirigirla hacia la portadora de tan agradable aroma.
Rondaría los treinta y pocos la edad de la mujer que se había sentado a mi izquierda y en su cara reflejaba esa tristeza sin nombre que lo roba todo. Estaba pensativa, como realizando un viaje imaginario a un universo en brusca transformación, seguramente ya no habitado por fantasmas. Se le notaba que hacía mucho tiempo había perdido el derecho que tienen las mujeres a ser actrices de sus operas o de sus sueños y por supuesto quería recuperarlos. Y entablamos conversación.
Se llamaba María. Me dijo que su marido acababa de fallecer en accidente de tráfico y se sentía la mujer más feliz del mundo. Por fin se acababa esa vida en continua violencia cerril en la que vivía.
Su esposo, un iraní, el típico fanático religioso el cual teme más al conocimiento que a la propia muerte, la tenía completamente subyugada. Las continuas amenazas hacia ella y sus dos hijas impidieron durante años abandonar su casa. La evocación de su vida en todo momento reviste tintes elegiacos. Algo tan aparentemente tan banal como puede ser el saludar a un vecino masculino al encontrárselo en el portal de su casa ya le suponía una disputa con su marido. Su casa era lo más parecido a un estado represivo. Nada de libros, música, tv, perfumes, ni siquiera flores.
La cantidad de miasmas perniciosas que estaba lanzando contra su matrimonio la estaba liberando y yo, en esos momentos me sentía como el sol que entra por su ventana iluminando su mundo intimista.
Se despidió de mí besándome en la mejilla como fiel reflejo a su reciente liberación y me dijo que hablar con un desconocido sabiendo que no tenía que rendir cuentas a nadie le había sentado bien.
Creo que Irene Khan tiene toda la razón al decir que la violencia de género es un escándalo oculto.

13 Comments:

Blogger ^ojos verdes^ Dijo...

He entendido que no importa cuan mal este mi vida, siempre hay alguien que la pasa peor.
No hay mejor amigo que la libertad, susurros libres!

13:53  
Blogger alejandrapiam Dijo...

otro ramo más para María! de Margaritas blancas.

21:51  
Blogger Blue Cat Dijo...

Que pena que a estas alturas de la historia, continue la represion, no solo sobre las mujeres, si no sobre las minorias en general. Y mas penoso aun que haya que depender de la muerte de otro para sentirse libre. Muy buen post para reflexionar. Gracias por pasar por mi blog, saludos.

00:32  
Blogger efecinco Dijo...

Qué bonita historia, aunque dura al mismo tiempo. No tienes porque darme las gracias amigo 1008, puedes coger cuanto quieras de mi blog, para esro está ;) Ya he visto que has hecho tu retrato, está genial!
En cuanto a lo de la primera letra, puedes preguntarme lo que quieras e intentaré ayudarte :)
Saludos!

10:16  
Blogger Inga Stranger Soler Dijo...

Realmente increíble que sucedan este tipo de situaciones de violencia psicológica y hasta quizás física. Y pensar que es una realidad mucho más común de lo que quisiéramos.

Gracias a todo lo que existe porque mi realidad es absolutamente apartada de aquello, al contrario... mucho amor y apoyo... las dificultades siempre se dan, pero con respeto se supera todo.

Suerte y apoyo para aquellas mujeres (y porsupuesto hombres también) que sufren día a día en silencio... porque de lo contrario podría provocarles la muerte. Insólito!

Por qué será que al ser humano le cuesta tanto hacer el bien? hacer feliz a los demás?

Y para María, toda la energía del mundo y que supere todos sus temores, se lo merece ( no olvidemos a sus hijas, que por cierto, deben haber sufrido tanto como ella).

02:08  
Blogger MAR Dijo...

:( QUE PENITA.
UN BESITO PARA TI AMIGO.
MAR

02:06  
Blogger Renton Dijo...

Estooo... soy el autor del blog Renton's Coming On Age y quería decirte que no soy Pável...

Pável es mejicano, y yo soy catalán... has errado por algo así como unos 3000 km. :D

Por otra parte, en lo que sí has acertado es en que estoy loco... :D

Un saludo i merci per deixar-te caure pel meu bloc! :)

Renton

02:35  
Blogger Susymon Dijo...

Pobrecita María y tantas Marías más que aún viven en esa condición de miedo constante, de desamparo encubierto y con tantas lastimaduras en el alma , además de las físicas en algunos casos, ni todas las flores... ni todas las libertades; borran los años de amargura y represión que ha vivido.Gracias por pasar por mi sitio, cuando gustes te espero, un abrazo patagónico!!! Besos.

16:54  
Anonymous paloma Dijo...

Rompo mi silencio, sólo por un breve instante, para saludarte, agradecida porque aún me recuerdes y sigas paseando por mis rincones.
Mil besos

22:30  
Blogger Dinia Dijo...

Espero que pueda romper ese ciclo de violencia en el que vivía... porque muchas víctimas de violencia se vuelven victimarios después. Es lo que decías es mi blog, la libertad es el camino.

Saludos y gracias por tu visita.

16:13  
Blogger Franziska Dijo...

No hay otro camino que la libertad, sin embargo nuestra condición humano no parece entenderlo y pretendemos atarlo todo. Me pregunto si esa mujer logrará alguna vez desasirse de las ataduras que su condición de mujer impusieron en su vida.

18:18  
Anonymous PaMiSola. Dijo...

Tuvo suerte; pero es triste que para una liberación haga falta una muerte. Una vida, es una vida, aunque haya quien no merezca vivir.

Un saludo, y una flor para todas las Marías.

01:13  
Anonymous PaMiSola. Dijo...

Tuvo suerte, Pero es triste que para una liberación, haga falta una muerte.
Pero esta vez no ha sido cómo casi siempre. Salió perdiendo él.

01:16  

Publicar un comentario

<< Home