............ ...........

26/11/06

"Bajo el cielo"

...veo que hay un desierto páramo que...

Bueno son las cinco de la madrugada, se terminó la semana de trabajo noctívago. Trabajar a estas horas de dudosa reputación no me gusta nada. En la fábrica apenas nos controlan y como sobra el tiempo algunas noches salgo a una inmensa explanada y bajo el cielo me pongo a pensar…
Y es cuando mis pensamientos capturan ese momento de indecisión hasta convertirlos en un infinito angustioso. Con ello quiero reflexionar, sobre la desazón, el miedo, y a veces hasta la monomanía.
Rodeado de esas turbias inseguridades, bajo las nubes y entre la niebla que cubre esta inmensa explanada, ruego compasión a esa fuerza infernal que presiento. Que sea protectora. Que no me dañe ni castigue… Pero, me acerco a la surtida de ese mundo subterráneo que muchos lo conocen como Hades, adyacente ya al río Cocito, cuya agua salada está compuesta por las lágrimas de los condenados, y con el barquero Caronte apostado para el tránsito final. Y en lo hondo bien hondo de las entrañas, veo que hay un desierto páramo que no se llena con risas ni contentos, sino con frutos de dolor amargo.
Mis pensamientos de naufrago empiezan a disiparse cuando mis ojos ven los arreboles del crepúsculo. Camino del aparcamiento noto que empieza a soplar el viento y a mi memoria me viene eso de…viento del este y niebla gris anuncia que viene eso que ha de venir.

5 Comments:

Anonymous ANXO Dijo...

Hola amigo, te digo que a mi cuando me viene a mis entrañas la oscuridad del dios Hades me emborracho de vino hasta que Caronte el barquero de los muertos me deja montar vivo en su barca.
Te mando mi dirección por email y en tu próximo viaje a Galicia vienes a mi casa en Santiago tenemos mucho de que hablar.

21:30  
Anonymous Anónimo Dijo...

En susurros suaves digo a tu oido

despierta,

despierta, abre tus ojos...


...el hades no es un buen sueño para alguien que desea descansar de una noche de trabajo.
Susurros al rescate

14:41  
Blogger Peggy Bonilla Dijo...

Bajo ese cielo nos trasportamos muchos a traves de tus letras; creo que en esa explanada y rumbo a ese aparcamiento, iba yo en silencio y te ponia una mano en el hombro. Como señal de solidaridad. Nunca se está realmente solo.

Saludos

17:03  
Blogger alejandrapiam Dijo...

un beso

01:46  
Blogger Aliara Dijo...

Que mitológico te ha quedado. Pero tienes razón, es el "peligro" de los momentos de soledad, son muy relajantes, pero ponerse a reflexionar sobre las cosas te sumerge muchas veces en pensamientos de miedo e inseguridad.

Besos de nuevo.

11:27  

Publicar un comentario

<< Home